jueves, 11 de marzo de 2010

Travestismo y pilingueo.

Una vez pasado el carnaval de Nerín, vamos a echar luz sobre el tema del disfraz, pues parece que no queda claro; cosa triste por otra parte tratándose de un tema apuntado con antelación.
El descuido de la máscara hace que la valoración del travestismo de cada uno sea confusa, incluso peliaguda sin la debida carga de información y documentación. Así, pues, procedemos a desenmascarar cabezas de izquierda a derecha:
Helena es una especie de gato o mofeta, pecho peludo blanco, sin la careta que llevaba para estar por casa. Iris es la más travesti de todos, pues va de Indiana Jones. Al fondo Alex va de pájaro marabú persona. Mi madre es la clásica pirata. Yo de Conde Orlok, aunque sin parte del atuendo, pues me parecía molesto para estrechar lazos a la hora del fox trot. Maggie va de mujer antigua con cicatriz y víctima de vampirismo. Mi hermano va de Travis, aunque era mucho mejor visto en directo de cuerpo entero con los brazos cruzaos. Y el hombre mono es Cornelius, que no tuvo tiempo de disfrazarse y también sale, pues de casualidad estaba pidiendo un cacharro en la barra, que no se ve, pues lo columpia de la mano izquierda.
Ahí está.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo que queda claro es que usted es un degenerado.